Foro Asturias en Facebook Foro Asturias en Twitter Foro Asturias en Instagram Foro Asturias en Youtube Foro Asturias en Flickr

29/03/2016

Oblanca: “La posibilidad de que las grandes industrias asturianas puedan disfrutar de una tarifa eléctrica que les permita ser competitivas en Europa y aleje el fantasma de la deslocalización tendrá que esperar debido a la falta de apoyo de PP, PSOE y Podemos a la iniciativa de FORO en el Congreso”

  • “El PSOE del que es secretario nacional de energía Javier Fernández, se abstuvo hipócritamente a pesar de la grave amenaza de cierres que se cierne sobre los pilares básicos de la industria asturiana y española”

  • “La iniciativa de FORO da la solución definitiva a un problema crucial para el mantenimiento de miles de puestos de trabajo estables y cualificados”

El diputado nacional de FORO, Isidro Martínez Oblanca, defendió hoy en el Congreso de los Diputados una Proposición no de Ley que insta al Gobierno a la adaptación y homologación del mercado energético nacional a Europa, aplicándose precios competitivos, estables y predecibles, tanto en lo referente al resultado del mercado eléctrico como a los costes regulados y carga fiscal.

 

La PNL, que fue rechazada por 10 votos a favor, 15 en contra y 19 abstenciones;  contó con el apoyo de Ciudadanos y de los nacionalistas vascos y catalanes, la abstención del PSOE y Podemos, y el único voto en contra del PP. Al terminar la sesión de la Comisión de Industria, Energía y Turismo, Martínez Oblanca afirmó que “la posibilidad de que las  grandes industrias asturianas puedan disfrutar de una tarifa eléctrica que les permita ser competitivas en Europa y aleje el fantasma de la deslocalización tendrá que esperar debido a la falta de apoyo de PP, PSOE y Podemos a la iniciativa de FORO en el Congreso”.

 

El diputado asturiano, que además es portavoz del Grupo Mixto en la citada Comisión, subrayó que  “el PSOE del que es secretario nacional de energía Javier Fernández, se abstuvo hipócritamente a pesar de la grave amenaza de cierres que se cierne sobre los pilares básicos de la industria asturiana y española” y de que “la iniciativa de FORO da la solución definitiva a un problema crucial para el mantenimiento de miles de puestos de trabajo estables y cualificados”.

 

Se trata de “evitar procesos de desmantelamiento que arrastrarían, además, a comarcas enteras cuya población gira en torno a industrias y centros de producción con gran consumo electro-intensivo, es decir metalurgia, siderurgia, cemento, química, aluminio, cinc, cerámica, etc”.

 

La PNL de FORO que se debatió hoy en la Comisión de Industria, Energía y Turismo, trasciende el ámbito geográfico de Asturias, afectando al conjunto de España y singularmente a aquellos territorios con un sector industrial muy potente. “Este es un asunto de política nacional al tratarse de industrias y trabajadores que dependen de que el Gobierno establezca de una vez unos costes energéticos homologables para competir con los países europeos”, subrayó Oblanca.

 

La PNL, continuó el diputado asturiano, “se basa en el fomento de nuestra competitividad tomando como referencia lo que ya se está haciendo en Europa mediante diferentes esquemas de reducción de costes y, sin ir más lejos, en aplicación de las ‘Directrices sobre ayudas estatales en materia de protección del medio ambiente y energía 2014-2020’ que fueron publicadas en el Diario Oficial de la Unión Europea a finales de junio de 2014”.

 

“Pretendemos que en España se dispongan de unos costes energéticos semejantes a los que se obtienen en otros mercados y todo ello con el objetivo de que nuestras industrias logren una estructura de costes que haga posible competir en igualdad de condiciones con las europeas”, señaló Isidro Martínez Oblanca.

 

Ésta es la intervención íntegra de Isidro Martínez Oblanca, hoy en el Congreso:

“Señor presidente:

En coherencia con el programa electoral de mi partido y dando continuidad a las propuestas que ya formulamos la pasada Legislatura en las Cortes Generales, he promovido que mi primera iniciativa presentada ante esta Comisión de Industria, Energía y Turismo sea relativa a una cuestión muy importante por la que FORO viene trabajando desde que comenzamos a tener representación en las instituciones democráticas.

 Se trata de una Proposición no de Ley que responde a un problema crucial para el mantenimiento de los muchos miles de puestos de trabajo estables y cualificados, directos e indirectos, que dependen de la industria básica española. Queremos, en definitiva, evitar procesos de desmantelamiento que arrastrarían, además, a comarcas enteras cuya población gira en torno a industrias y centros de producción con gran consumo electro-intensivo, es decir metalurgia, siderurgia, cemento, química, aluminio, cinc, cerámica, etc. Estamos hablando, por tanto, de un gran impacto social y económico, cuestión de inequívoco interés general.

Siendo muy importante para Asturias, esta no es una iniciativa que se circunscriba solamente a mi Comunidad Autónoma de origen, sino al conjunto de España y singularmente a aquellos territorios con un sector industrial muy potente. Este es un asunto de política nacional al tratarse de industrias y trabajadores que dependen de que el Gobierno establezca de una vez unos costes energéticos homologables para competir con los países europeos.

La Proposición no de ley tiene tres puntos y se basa en el fomento de nuestra competitividad tomando como referencia lo que ya se está haciendo en Europa mediante diferentes esquemas de reducción de costes y, sin ir más lejos, en aplicación de las “Directrices sobre ayudas estatales en materia de protección del medio ambiente y energía 2014-2020” que fueron publicadas en el Diario Oficial de la Unión Europea a finales de junio de 2014.

Planteamos la adaptación y la homologación del mercado energético nacional a lo que ya se está haciendo en Europa, como es el caso de Alemania o Francia -países cuya producción industrial compite con la nuestra- porque queremos que en España se apliquen medidas relativas al suministro eléctrico a un precio competitivo, estable y predecible, tanto en lo referente al resultado del mercado eléctrico como a los costes regulados y carga fiscal. Es decir, pretendemos que en España se dispongan de unos costes energéticos semejantes a los que se obtienen en otros mercados y todo ello con el objetivo de que nuestras industrias logren una estructura de costes que haga posible competir en igualdad de condiciones con las europeas.

Como señalé al principio, este asunto ya fue objeto de atención en la pasada X Legislatura y por iniciativa de diferentes grupos parlamentarios y partidos políticos, entre ellos FORO, para corregir la deriva en los precios de la electricidad iniciada en 2008 y también la insuficiencia de las posteriores medidas para corregir lo lo que se dio en llamar entonces  el “tarifazo”. Fueron propuestas parlamentarias tendentes a conseguir tarifas eléctricas competitivas y estables para que los diferentes sectores industriales y empresas pudieran disponer de una base sobre la que aplicar estrategias y planes que no estén sometidos periódicamente a la incertidumbre y que les permitan competir en condiciones de igualdad con sus homólogos en Europa y en el mundo.

Señorías, la situación actual de nuestra industria electro intensiva es muy sencilla de describir. Tomemos, por ejemplo el aluminio, el acero o el cinc que se venden en un “mercado global” que es el que marca los precios a nivel internacional. Sin embargo, los costes de la energía eléctrica que se precisa para la producción de estos materiales está señalada por el “mercado eléctrico nacional” que es el que regula el gobierno de España. Y es aquí donde se aprecian las sensibles diferencias de tratamiento de unos gobiernos y otros. Basta tomar como referencia los datos más actualizados de la Oficina Europea de Estadística (EUROSTAT) en los que se refleja que el coste del Kw/h industrial en España es de 0.117 € a expensas siempre de las subastas que, como todas las pujas, es un sistema impredecible que está abocando a las amenazas de deslocalización y que la producción se desplace hacia otros países europeos.

Y no solo europeos, porque si observamos lo que se hace en otros continentes vemos, por citar casos concretos, que en EE.UU. los costes de su energía industrial es la mitad que la media europea. En China una quinta parte menor y encima -como todos ustedes saben- con un importantísimo problema de dumping que está amenazando muy seriamente nuestras plantas de producción de acero como hoy están sufriendo los trabajadores de la Acería Compacta de Bizkaia, en Euskadi. En Oriente Medio el desfase es aún mayor, de ahí que en la producción de  aluminio, por ejemplo, vaya a implantarse una macroplanta de Alcoa que es una multinacional que tiene también producción en Asturias y en Galicia.

Por todo ello, esta cuestión relativa a nuestra industria básica electrointensiva necesita de medidas urgentes y prioridad absoluta porque responde a una cuestión de gran interés general. De ahí que haya formulado una proposición no de ley que tiene tres puntos para los que reclamo el apoyo de la Comisión y que me permito reiterarles.

En primer lugar instamos a

1.- Favorecer  la competitividad de las industrias básicas electro-intensivas (metalurgia, siderurgia, cemento, gases industriales, química y otros) mediante el establecimiento de un nuevo sistema de suministro eléctrico de precio competitivo, estable y predecible, tanto en lo referente al resultado del mercado eléctrico como a los costes regulados y carga fiscal, para disponer de unos costes energéticos semejantes a los que podrían obtenerse en otros mercados que le permitan a las industrias españolas lograr una estructura de costes adecuada para competir en igualdad de condiciones con las industrias europeas.

2.- La adopción de medidas de emergencia para fijar con carácter inmediato una tarifa eléctrica que proteja la competitividad de la industria  básica  española  intensiva  en  consumo  eléctrico,  con  objeto de frenar el proceso ya iniciado de deslocalización de producciones en el sector de la metalurgia nacional, con las consiguientes pérdidas de empleo y cierres de centros de producción por no contar con  costes energéticos equivalentes a los que pagan otros competidores europeos.

Y finalmente, en el tercer punto, la proposición de FORO  insta al gobierno a

3.- Acometer con urgencia la reforma estructural del sistema de costes energéticos para favorecer la competitividad del conjunto de la sociedad española, desde los hogares y los pequeños consumidores domésticos a los medianos y grandes consumidores industriales, evitando que la situación actual, con España a la cabeza de las tarifas eléctricas más caras de la Unión Europea (a pesar de nuestro poder adquisitivo inferior al de muchos de los países miembros) condene a nuestro país a convertirse progresivamente en un gueto caracterizado por el paulatino desmantelamiento de sectores clave para la economía española.

Al solicitar el voto para esta Proposición reclamo su apoyo a los miembros de la Comisión porque no podemos asistir impasibles a las amenazas de deslocalización de nuestras industrias y por tanto es inaplazable el fomento de su competitividad. Eso pasa, sin la menor duda, por unos costes energéticos homologables con los de los países europeos competidores.

Muchas gracias, señor presidente”.

Etiquetas:
PP 

También te puede interesar

Compartir noticia por email
Imprimir noticia

Juntas Locales

Agenda
 
Agenda Cascos
El Hormiguero. Último número
Búsqueda Avanzada


C/ Uría 17, Entresuelo Izquierda. 33003 Oviedo.
985202745. Fax 985223554.
https://www.foroasturias.es · sederegional@foroasturias.es
Aviso Legal
Contacto
RSS